Por Iris L. Regalado (Maratoniana de Panamá)

Los felicito amigos, han iniciado una emocionante e incomparable carrera que los llevará a disfrutar cada minuto que tengan las zapatillas puestas.
  Asumir el reto de adoptar el correr en sus vidas ya es el primer logro conseguido. Hasta que sientas en cada palmo de tu piel lo que significa CRUZAR LA META después de una carrera, no tienes idea el cúmulo de goce personal que el correr traerá a tu vida.

Entremos en materia. Lo primero que debes saber es que, de ahora en adelante, tus zapatillas serán las llantas que harán que el vehículo de tu cuerpo funcione en óptimas condiciones. Cuando trotamos o corremos nuestras rodillas reciben cinco veces nuestro peso, es decir, que debes escoger unas buenas zapatillas y dependiendo de tu tipo de pisada, tu peso, tu estilo... encontrarás calzado adecuado a tu alcance.
  Inicialmente no sabemos cómo pisas, así que asumamos que necesitarás mucha amortiguación hasta tanto bajes de peso y ya veremos después de un par de meses cómo queda la suela de tus zapatillas (de qué lado se gastan más).
  Existen zapatillas para entrenamientos (con mucha suela y amortiguación) que son las ideales para trotadores iniciales, ya después, cuando vayamos a una carrera, debemos adquirir las especiales para competición, es decir, de poco peso (menos suela).
  Es preferible, si ya llevas más de tres meses trotando o corriendo, que adquieras otro par de zapatillas para que alternes su uso, así tus pies se habituarán a diferentes pesos y estilos de zapatillas.

Primer tip: Sujeta bien los cordones de tus zapatillas, es preferible reforzar el lazo con un nudo, después, cuando nos convertimos en corredores PRO, encontraremos zapatillas con cordones especiales para corredores fondistas (no se sueltan).

Segundo tip: Calentar mínimo 15 minutos, hacer estiramientos de piernas, brazos, cuello, etc. (ver los sugeridos en esta misma web).

Tercer tip: Así como tus zapatillas, la vestimenta que usarás en ésta tu nueva actividad es importantísima; en principio, el algodón resulta muy pesado y caliente. Las diferentes marcas tienen líneas especiales en el mercado para que las personas que practican deportes, aún con mucha sudoración, se sientan frescas y cómodas.

Cuarto tip: Inicia lo más lento posible, recuerda que tu cuerpo se debe habituar a lo que haces, nadie nace caminando, primero gateamos ¿verdad? Bueno, trota muy suave al principio, después de cinco o diez minutos adopta el paso que te hace sentir más cómodo,o sea, adopta el ritmo de tu trote, haz que tu corazón, tu respiración y tus brazos lleven un ritmo que puedas mantener si que ninguno de los tres se sienta sobreexpuesto.

Quinto tip: Búscate un match (la pareja perfecta), es decir, un compañero que te acompañe en tu nueva aventura, trata de que ambos mantengáis el mismo paso y logréis el ritmo que os haga trotar y a la vez mantener una conversación. Y ahora me preguntarás: “¿¿Y por qué hablar??” Bueno, si desde el inicio logras trotar y correr manteniendo una conversación, estarás haciendo doble trabajo pulmonar y a la vez ayudaras a tus pulmones a ser más eficientes, aunque no lo creas, te llegará más y mejor respiración que si fueras en silencio.

Quinto tip: Toma mucha agua. Cuanta más agua tomes, más sudarás y, por ende, cuanto más tiempo trotes, más tu cuerpo se hará eficiente. El agua será para ti algo así como el combustible para un vehículo.

Sexto tip: Desde que amarras tus zapatillas siente que estás por iniciar una excursión donde recorrerás cada kilómetro con mayor satisfacción; verás la naturaleza desde otro matiz, mentalmente haz un juego con los árboles, que ellos sean tus guías cuando ya la mente te mande el mensaje de “estoy cansado/a”. Mira los árboles que ves en el recorrido y piensa: “Estoy por llegar al frondoso color verde, estoy por llegar al pequeño de flores amarillas, etc.” No pienses en lo que te hace falta, piensa en “Ya pasé diez árboles o más”.

No importa cuanto tiempo trotes o corras, lo importante es que lo disfrutes como un regalo que le estás dando a tu cuerpo, ya que si eres perseverante y no te permites desfallecer recibirás muchos cambios saludables en tu vida. A la fecha no ha existido un problema que no lo vea desde otra perspectiva después de correr. El trotar debe de ser tu comunión perfecta entre tus piernas, tu mente y el corazón.

Y un último tip: es aceptado que lleves un caramelo para tomarlo si llegas a sentir la boca seca. Te aseguro que sentirás que es un premio extra.

¡Nos vemos en los kilómetros, amigos!





Lutaj - Diseño Web