¿Cuánto cuesta ser runner?

Con la llegada del buen tiempo muchos se animan a salir a correr y ponerse en forma. Los pocos que todavía no han comenzado a correr se ponen las zapatillas por primera vez, y los más veteranos del running aumentan sus salidas semanales y buscan maratones y carreras populares donde ponerse a prueba.

Los más principiantes suelen pensarse que salir a correr es gratis, y en cierto modo lo es, pero uno se va dando cuenta de que, ya sea para adaptarse mejor a la carrera, para poder llevar un registro de la ruta o para luchar contra el clima y el frío, hace falta invertir algo en esta actividad.

Los que menos corren tendrán que invertir menos en material deportivo, algo obvio, pero el gasto se dispara cuando nos tomamos la actividad en serio. Dispositivos electrónicos, como relojes adaptados o auriculares impermeables, y prendas deportivas para soportar el mal tiempo son los culpables de este desembolso.

Para responder a la pregunta de qué nos va a costar vestirnos de fosforito y salir a las calles a darlo todo, idealo a elaborado un estudio sobre el gasto que esto supone dividiendo a los runners en tres categorías, según sean principiantes (1 vez por semana), intermedios (2-3 veces por semana) y avanzados (4 o más veces por semana) y los resultados son llamativos.

Como se puede apreciar en la tabla, mientras un principiante tendrá que hacer un desembolso inicial de menos de 100 euros (de no tener el material ya disponible), la cosa va subiendo cuando el tema de correr se empieza a tomar más en serio. Un corredor intermedio ya estará pagando más de 500 eur para tener recambios, auriculares preparados y material resistente al clima, mientras un corredor avanzado o semi-profesional podría dedicar más de 1.100 euros entre recambios de ropa, material técnico y soporte electrónico.

Pero no todo iban a ser malas noticias. Según la Encuesta de Hábitos Deportivos en España en 2017, realizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el running es ya el segundo deporte más practicado en nuestro país, por encima del fútbol, la natación y el ciclismo, y superado solo por la gimnasia.

Esto trae consecuencias positivas, y es que desde que el running se ha vuelto tan popular, los precios han comenzado a caer debido a la gran variedad de productos y de vendedores de estos. Según datos del estudio de idealo, un corredor principiante se ahorraría 9,68 € comprando lo mismo este año que en 2017, mientras que un corredor intermedio se ahorraría 55,08 € y uno avanzado, 92,02 €. Casi nada.

Estos descuentos de un año a otro están en torno al 10% y no son comunes, especialmente en material deportivo. Dado el creciente interés por el running en nuestro país y vista la popularidad de las carreras populares (maratones, medias maratones, 10K, 5K…) que parecen haber llegado para quedarse, vale la pena seguir la evolución de estos productos si no queremos dejarnos más de lo que habíamos pensado en salir a correr. Y tú, ¿cómo de preparado sales a correr?