OPCIONES DE DESAYUNOS ANTES DE CORRER

Si tienes el hábito de salir a correr por la mañana, debes haber desayunado correctamente. Salir sin desayunar es un riesgo que además puede desembocar en graves problemas para el organismo, desde la bajada de rendimiento hasta lesiones musculares, pasando por aparición temprana de fatiga o mareos.

* ¿Tienes tiempo?
Si disponemos de tiempo para hacer un buen desayuno, te proponemos la opción basada en el té verde con miel. Contiene menos cafeína que el café, pero aporta antioxidantes para neutralizar los radicales libres, depura el organismo de las sustancias tóxicas que producimos durante la noche y en los esfuerzos intensos, y ayuda a mantener el peso. Añade un zumo de naranja natural, dos tostadas de pan integral con aceite de oliva, queso fresco y tomate fresco, dos piezas de fruta fresca de temporada, y cinco frutos secos naturales (nueces, almendras, avellanas...).

Desayuno

* Solo tengo 5 minutos.
Lo más rápido que puedes tomar antes de entrenar es: zumo de naranja natural, té verde con miel, y un bol con dos yogures naturales con mermelada y muesli (cereales con fruta desecada o natural), unos frutos secos y unas pasas.

* Me quedé dormido.
Tampoco es excusa para salir de casa sin desayunar. Tómate un batido energético a base de cereales, frutas y lácteos, puedes prepararlo o tomarlo de los que se comercializan y están listos para tomar en cualquier lugar. No es lo más aconsejable, pero por un día, no pasa nada. No te acostumbres.
El batido casero puedes prepararlo por la noche y guardarlo en la nevera para perder menos tiempo por la mañana. Prepara un vaso de leche o yogur líquido, zumo de naranja, 1 plátano, 1 kiwi, 1 cucharada de germen de trigo, levadura de cerveza y polen, 1 ampolla de jalea real y 1 cucharada de papilla en polvo multicereales para niños.

* Quiero adelgazar.
No es excusa para no desayunar. Al levantarte toma un vaso de agua y el zumo de un limón. Deja pasar 15 minutos (el tiempo de ir al baño) y después toma un vaso de té rojo, una tostada de pan integral con queso fresco y miel, o un bol de yogur desnatado con cereales integrales de dieta y dos piezas de fruta.

* Sin lácteos ni huevos.
El desayuno casi no varía. Si has decidido eliminar los lácteos y huevos, opta por bebidas y yogures vegetales para conseguir proteínas, calcio y vitaminas. Incluimos la espirulina que es un alga azul que se ha utilizado desde antiguo, y es muy rica en aminoácidos, calcio, fósforo, magnesio, vitamina E, betacarotenos y vitamina B12 (ausente en los vegetales). Te proponemos: una taza de té verde con miel, zumo natural, dos piezas de fruta fresca, un vaso de leche de soja o un yogur de soja con muesli, y frutos secos o dos tostadas con mermelada y la espirulina.

* Para largas distancias.
Si sueles correr más de 90 minutos tu gasto energético está disparado, y necesitas un desayuno de fondista, al que no le falte de nada. Solo que en vez de comer unos huevos fritos con chorizo, te proponemos algo más saludable para desayunar tres horas antes de la competición: un batido de yogur natural, y 3 frutas (plátano, naranja y pera), un pequeño plato de pasta con aceite de oliva, tomate natural y nueces, y una taza de manzanilla con anís verde.




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- ¿Running en ayunas? ¡Nunca!
- El mejor momento de cada alimento.
- Alimentos antes de la competición.