La idea de esta experiencia nace luego de la anterior maratón y su gusto en correr con la logística de las maratones en Estados Unidos. Hice una buena preparación durante todo el año, donde solo corrí algunas medias maratones en mi país y gozando de una buena salud todo el año, solo con un descanso de 10 días por una molestia en la pierna izquierda, la cual superé con el reposo siempre recomendado en estos casos. La maratón es el sábado 22 de septiembre de 2012 en Denver, muy cerca de las Montañas Rocosas, en un clima primaveral en la mañana, dada la altura de la ciudad que es de 1.600 metros sobre el nivel del mar.

El viaje lo hicimos (mi esposa de nuevo me acompañó, nuestro hijo estudiando no pudo viajar) el Miércoles desde Medellín a Bogotá, luego a Nueva York y el Jueves en la mañana a Denver, un viaje bastante pesado por lo largo y la dormida en el aeropuerto, algo que no recomiendo pues al otro día me sentí como algo mareado en el avión, la suerte es que viajé con 2 dias de anticipación y pude descansar y dormir dos noches en Denver antes de la maratón, donde fuimos el jueves anterior a la carrera para reclamar el número y el kit con camiseta y otros regalitos de los patrocinadores, con una logística muy buena para atender cerca de 2180 atletas para la maratón y 8169 para la media maratón.

Hice, igual que las anteriores maratones un plan especifico de 12 semanas, que incluyó varios recorridos largos: uno de 25 km, uno de 28 km y un tope largo de 32 km. Hice un promedio de 48 km semanales, aunque hubo dos semanas de 60 km y otras de 55 a 60 km, corriendo 4 veces a la semana, es decir, muchas repeticiones, aunque no muy largas en la semana, para hacer el domingo mínimo 21 km, cuidando siempre al empezar la semana el martes, de hacer un recorrido de 8 km muy suaves y aplicando también el principio que "el descanso es parte de la preparación" y permitir al organismo asimilar el trabajo ejecutado, por eso el descanso del lunes y el inicio el martes con recorrido corto y suave y luego ir subiendo en la semana miércoles con 10 u 11 km y el viernes con 12 km, lo cual acumula en semana unos 31 km y mínimo el domingo 21 km, lo cual me daba mínimo en la semana 52 km y en las semanas cuyo domingo incrementaba a 28 km, esto en la sexta semana y 32 km, en la novena semana, completaba dos semanas de 59 y 63 km, topes largos como lo recomiendan los planes con los que he preparado mis maratones anteriores. Esta preparación es una mezcla de experiencia personal tomada de varios documentos y libros que lentamente han llegado a mis archivos de maratones y que concuerdan con muchos planes que a veces leemos en internet de otros atletas recreativos, que nos han contado sus experiencias y finalmente como decía un campeón mundial inglés: "Sentido común es lo mejor para su plan de entrenamiento".

La anterior preparación fue similar a la del relato anterior, hice un cambio nuevo y funcionó y lo cuento para quienes me leen y quieren seguir este plan de entrenamiento, el anterior tuvo un promedio de 50 km semanales, este bajó a 48 km semanales, y en lugar de correr 5 dias a la semana hice solo 4 veces, pues suprimí la corrida de los sábados, que era de 4 km, buscando un descanso adicional, pero en la semana aumenté 2 kilómetros más.

El recorrido de la maratón es por el área urbana de la ciudad, sale del centro, recorre varios parques, calles y avenidas de la ciudad, pasa por zonas residenciales donde el público nos acompaña con pancartas, dulces, mentas, frutas, agua y su aliento, los niños y adultos con campanitas nos animan en nuestro esfuerzo de terminar nuestra meta anhelada de ver el aviso de meta a los 42.195 metros. A pesar de estar empezando el otoño y que la mañana fue soleada, la hora oficial de salida fue a las 7.15 am, no se siente mucho calor pues se recorren muchos kilómetros por varios parques y la ciudad es muy arborizada, además de su altura, 1.600 metros sobre el nivel del mar y cercanía a las Montañas Rocosas, hace de su clima primaveral un aliciente para hacer la carrera de manera muy fresca y agradable.

Para la salida, fui ubicado en un corral para quienes tenemos como meta y como registros anteriores cerca de 4 horas, además de mi categoría de 55 – 59 años, a la fecha tengo 59 años, lo cual me permitió salir en un grupo de atletas muy parejos, sin contratiempos y sin obstáculos para salir a mi ritmo deseado, además de salir por una vía amplia, con 2 o 3 carriles en su recorrido, haciendo desde los primeros kilómetros cerca de 5´40 por kilómetro, lo cual me llevaría a terminar en unas 4 horas y así me mantuve todo el recorrido, inclusive la mayor cantidad de kilómetros por debajo de 5´40, unos 10km por debajo de 5´30, para finalizar en 3horas, 57´,57”, para un promedio oficial de 5´39” en la maratón completa.

En mi cronómetro personal la distancia total fue de 42.650 metros, pasando por los 42 km en 3h 54 50 aproximadamente, para un promedio de 5´35” por kilómetro.

La atención en los puestos de hidratación fue excelente, con agua, bebidas hidratantes, geles, barras energéticas, con muchas mesas, lo cual permitía tomar inclusive hasta 2 vasitos de agua en cada puesto de hidratación.

Al llegar a la meta tenemos excelente atención, hidratación con agua, bebidas energéticas, frutos secos, y la anhelada medalla, el trofeo para nuestro recuerdo, como siempre una hermosa y pesada medalla, con el fondo en colores de las montañas rocosas y su nieve, bonito recuerdo de esta hermosa ciudad llamada LA CIUDAD DE UNA MILLA por su altura de 1.600 metros sobre el nivel del mar, y como siempre, luego de terminar nuestro objetivo como maratonistas, pensar en una próxima para vivir la emoción de seguir como aficionados y como dice su logo y su título de esta página, como CORREDORES POPULARES, en cualquier lugar del mundo donde haya una competencia callejera.

Ese sábado para mi proceso de recuperación, luego del necesario estiramiento y de volver a tomar líquidos y comer, el cual inicié agua y la bebida hidratante que nos dieron en la meta y luego en el hotel con galletas saladas y jugos, agua permanente, y luego caminar toda la tarde dentro de la ciudad y el centro comercial donde almorzamos, siempre en compañía de mi esposa y en la noche de nuevo a comer carnes y comida completa, atendiendo la invitación de mis amigos en esta hermosa ciudad de Denver, igualmente el domingo caminando y volviendo a una alimentación normal y mucha hidratación.

El lunes de regreso a Nueva York donde también caminé los 3 días que estuvimos allá, de tal manera que mi recuperación fue muy rápida y buena, pues el martes me sentía sin molestias y listo para reiniciar mis trotadas en una semana más, al regresar a mi ciudad Medellín en Colombia

De nuevo mis agradecimientos a Corredores Populares por su generosa atención con mi relato anterior y con este nuevo y a mis amigos que seguimos esta prestigiosa publicación y que leemos con mucho entusiasmo cada vez que recibimos su correo en nuestro correo electrónico. Con respeto y sentimiento de amistad, me despido hasta una nueva oportunidad, esperando también seguir leyendo las crónicas de nuestros amigos Corredores Populares, en España y en el resto del mundo.


Darío Calle - Medellín (Colombia)
12 de Octubre de 2012






Déjanos tu comentario sobre este artículo:

NOMBRE  FECHA  TEXTO




Nombre:          

Email:              


Comentario:


El envío de este formulario implica la aceptación de nuestra política de privacidad.
Los datos facilitados son responsabilidad de la persona que los transmite.