ROZADURAS

Las rozaduras están consideradas como un tipo de lesión y son de las más comunes entre los corredores. Suelen ser de carácter leve, pero en ocasiones pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas (en ocasiones hemos visto camisetas con sangre a la altura de los pezones). Lo más habitual es que se produzcan en los pies, en la cara interna de los muslos, las axilas y los pezones. Son causadas por el roce de la ropa o por la propia piel.


Diferenciemos cada zona para explicar por qué se producen y cómo evitarlas:


Rozaduras

PIES:
Los pies son los más propensos a sufrir este tipo de lesiones y la causa más común suele ser por usar calzado o calcetines inapropiados. Hay que adquirir las zapatillas en consonancia al tipo de pie que tenemos, si es ancho, estrecho, con puente alto o bajo; también importantísimoa el tipo de pisada, si eres neutro, supinador o pronador. Las zapatillas deben de quedar como un guante y coger una talla algo mayor a la habitual, por norma deben sobrar entre uno y dos cm desde la punta de los dedos del pie, hasta la punta de la zapatilla, esto es así porque los pies tienden a hincharse durante la carrera.

Los calcetines también son un punto muy importante a tener en cuenta. Si eres de los que tienen facilidad para sufrir rozaduras invierte en unos buenos calcetines técnicos, mejor si costuras.

El uso de vaselina en las zonas de más roce suele dar buen resultado, pero es más efectivo el uso de apósito hidrocoloides tipo Compeed. Se pueden poner en las zonas donde preevemos que vamos a sufrir la rozadura y así las evitará, pero también si ya las tenemos reducirá el dolor y acelerará la curación. También se pueden usar para prevenir las ampollas.


CARA INTERNA DE LOS MUSLOS:
Su solución es muy fácil, aplicar vaselina o mejor usar mallas o culotes que eviten el roce piel con piel.


AXILAS:
Se producen por el movimiento de vaivén de los brazos y se puedne evitar de la misma manera que la de los muslos, aplicando vaselina y/o usando prendas adecuadas.


PEZONES:
Se producen por el roce de los pezones contra la camiseta, suele ser más habitual cuando hace frío. Es conveniente el uso de prendas técnicas que transpiren y no empapen el sudor, ya que la camiseta, al estar mojada aumenta el roce con la zona.
Se puede usar vaselina, pero suele dar mejor resultado el uso de un apósito que cubra el pezón, una simple tirita previene normalmente que se produzcan.


¿CÓMO TRATARLAS?
Para tratar la rozadura que ya se ha producido se debe lavar la zona con agua y jabón suave, y aplicar alguna crema emoliente, de las que se suelen usar para las escoceduras de los bebés. Dan muy buen resultado las que incorporan zinc en su formulación, y también las de dexpantenol. En caso de rozadura infectada se deberá aplicar una pomada antibiótica.





ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- Lesiones más habituales del corredor.
- Consejos sobre el cuidado de los pies.