Alimentación en maratón

A veces se olvida la importancia de la alimentación a la hora de preparar o correr un maratón. Por ello, en este artículo le daremos ese papel principal que se merece en este interesante mundo.


En muchos casos se piensa que una alimentación equilibrada y adecuada a las necesidades de cada persona solo se debe tener cuando se desea llevar un estilo de vida saludable, mantenerse en forma o simplemente perder esos 'kilitos' de más. Pero no es así, la alimentación juega un papel primordial durante los meses de preparación y entrenamiento de un maratón, en los días previos, e incluso, durante el desarrollo de la propia carrera, ya que ayudará a evitar lesiones al atleta y le dará el aporte de energía necesario para afrontar, tanto un entrenamiento, como 42 kilómetros de carrera. Por ello, se debe realizar un "planning" detallado de los alimentos que se van a ingerir acorde con las necesidades.


Es de vital importancia tener una alimentación adecuada para cada persona, dependiendo de su peso, estatura, sexo, esfuerzo laboral, entrenamiento, etc., ya que las necesidades de cada organismo son completamente diferentes.


Estos menús deben aportar al organismo las reservas de energía necesarias durante los meses previos a la carrera, priorizando la ingesta de ácidos grasos insaturados y reduciendo la presencia de grasas saturadas y 'trans'. Traducido en alimentos, esto significa consumir más pescado, principalmente azul, aceite de oliva, aguacate o frutos secos, reduciendo el consumo de grasas de origen animal, alimentos precocinados o bollería.


La dieta idónea para la preparación de una carrera también debe aportar al organismo los hidratos de carbono necesarios durante los dos o tres días previos a ésta, de modo que las reservas de glucógeno del organismo estén al 100% en el momento de afrontar los kilómetros que quedan por delante, ya que es la energía inmediata que recibe el organismo. Estos hidratos de carbono deben ser complejos, como los provenientes de la pasta, el arroz o los cereales. Al igual que ocurre con las grasas, la calidad de los hidratos de carbono también es importante.


Asimismo, no hay que olvidarse de las proteínas, ya que su función principal es construir y reparar los tejidos del organismo, y por tanto evitar lesiones. Estas proteínas se pueden obtener de la carne, pescado, leche, quesos o huevos.


Como conclusión, podemos asegurar que llevar una alimentación adecuada en calorías, macronutrientes y micronutrientes, en relación a las necesidades de cada persona, reviste una vital importancia para poder evitar, no sólo las lesiones, sino también las famosas 'pájaras', como se denomina coloquialmente en el mundo del corredor el agotamiento excesivo y que se caracteriza por un malestar general que impide realizar con éxito la actividad que se está realizando (esto se produce porque las reservas de glucógeno del organismo se han agotado por completo y, por tanto, el organismo se queda sin energía rápida para seguir realizando el esfuerzo físico), y poder así disfrutar, acabar y recuperarse sin problemas de esa situación tan fascinante como es correr un maratón.


Por todo ello, al igual que un corredor planea, entre otras cosas, su entrenamiento, una buena hidratación, la ropa y zapatillas adecuadas que debe utilizar... también debe planear y llevar una alimentación adecuada a sus necesidades, esto le reportará grandes beneficios y evitará un sinfín de problemas


Sigue leyendo para ampliar información: El mejor momento para cada alimento.





OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- Qué comer después una carrera o esfuerzo.
- Cuatro minerales indispensales.
- Running en ayunas ¡Nunca!
- La energía de los músculos