Las grasas también son importantes

En la sociedad actual, el consumo de grasas está conceptuado como algo peligroso e incluso dañino para la salud, pero esto no es del todo cierto.
Las grasas desempeñan unas funciones fundamentales en el organismo, sin ellas no se podría vivir.

Grasas

  • Aportan gran cantidad de energía, es decir son combustible para el cuerpo con unos depósitos de reserva casi ilimitados.
  • Protegen del frío generando calor.
  • Forman parte de las membranas celulares.
  • Intervienen en la absorción y transporte de vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y en la producción de hormonas.
  • Regulan el metabolismo del colesterol.


Las funciones que desempeñan son tales que deben completar entre un 25-30% de las calorías diarias del corredor; en relación con los Hidratos de Carbono que son un 55-60% y alrededor de un 15% las Proteínas.

El principal problema con las grasas es qué tipos se consumen diariamente, ya que no todas las grasas son iguales. Se pueden diferenciar:
  • Grasas saturadas: Son consideradas como 'las grasas malas', cuando se consumen en exceso pueden ocasionar problemas de colesterol y enfermedades cardiovasculares. Un consumo moderado no tiene porque tener repercusiones negativas sobre la salud.
    éstas se pueden encontrar en carnes grasas (algunas carnes rojas y de cerdo), mantequilla, margarina o manteca. Así como en los aceites de palma y de coco.
  • Grasas insaturadas: Son grasas beneficiosas para la salud. Regulan el nivel de colesterol y previenen las enfermedades cardiovasculares. Existen dos tipos:
    • Grasas monoinsaturadas: presentes en el aceite de oliva, los frutos secos (pistachos, almendras, avellanas, nueces de macadamia o cacahuetes), aguacate y sus aceites.
    • Grasas poliinsaturadas: existen dos tipos:
    • Las grasas omega 3: presentes en pescados azules (salmón, caballa, atún, sardina, o anchoas) y en algunos frutos secos como las nueces.
    • Las grasas omega 6: se pueden encontrar en las semillas de girasol, el germen de trigo, el sésamo, la soja, el maíz y en sus aceites.
  • Grasas trans: son grasas que se producen mediante un proceso químico y que consiste en añadir hidrógeno a algunos aceites vegetales. Con este procedimiento se potencia el sabor y mejora la textura de los alimentos, prolongando su vida útil con un bajo coste. Sin embargo, la hidrogenación provoca que una parte de las grasas poliinsaturadas se transformen en grasas saturadas de las que, como se ha visto, no es conveniente abusar.
    Este tipo de grasas se pueden encontrar en la bollería industrial, entre otros alimentos.


Así, hay que reducir el consumo de grasas saturadas y trans y aumentar el de grasas insaturadas, más concretamente de Omega 3, las más beneficiosas para la salud.

Como se comentó antes, una de las funciones principales de la grasa es la de proporcionar energía, junto con los Hidratos de Carbono. La diferencia que existe entre estas dos formas de obtención de energía, es que a través de los Hidratos de Carbono es bastante escasa, ya que las reservas que existen en el músculo y en el hígado son muy limitadas. Para esfuerzos largos e intensos, como por ejemplo correr una maratón o la preparación de ésta, es importante tener una ingesta adecuada de grasas, si no el cansancio y la fatiga harán su aparición antes de lo esperado pudiendo producir, entre otras cosas, lesiones y “pajaras”.

Igual que un corredor prepara el entrenamiento para una carrera, fases de descanso, indumentaria adecuada, etc., no debe olvidarse de una alimentación personalizada, con un consumo adecuado de calorías, Proteínas, Hidratos de Carbono y Grasas, así como el tipo de estos.




ARTÍCULOS RELACIONADOS:
- El mejor momento de cada alimento.
- Alimentos antes de la competición.
- Alimentación en maratón.
- Cuatro minerales importantes.