EL MURO

El muro

Si estás preparando un maratón y no quieres encontrarte con el temido muro, ten en cuentas las causas más probables que lo provocan.


El "muro" o "la "pared" de los maratonianos es algo que ya habrás oído en muchas ocasiones, y que no es más que un desfallecimiento del organismo al agotar las reservas de energía.


Ésta es una de las causas, el agotamiento de las reservas de glucógeno, por ello la recomendación de tomar pasta los días previos y dar descanso al cuerpo para facilitar esa acumulación.


El cuerpo al correr toma la energía de los carbohidratos, en lugar de tomarlo de las grasas acumuladas, así se consume principalmente glucógeno almacenado en el hígado y en los músculos de las piernas, y pocos hidratos de la glucosa sanguínea. Cuando ese "azúcar" se agota, el cuerpo tiene que quemar grasas y al realizar este proceso se liberan las cetonas, que nos producen fatiga.


Obviamente, un buen entrenamiento es primordial, para "enseñar" a nuestros músculos a soportar las horas de carrera dosificando nuestras reservas de energía. Para ello debemos entrenarnos no solo corriendo largas distancias, sino fortaleciendo nuestra musculatura con ejercicios de pesas. Entrenamientos de más de dos horas no solo no benefician, sino que perjudican, ya que se produce saturación del hígado.


También debemos marcarnos unas previsiones. La marca probable en maratón es aproximadamente el doble de lo realizado en tu última media más un 10%. La primera media hay que hacerla un poco más lenta.


La tercera causa es una falta de entrenamiento psicológico. El maratón es una prueba muy dura que nos exige un esfuerzo físico y psicológico, si no has preparado tu mente para afrontar este reto puede que a partir del kilómetro 30 te encuentres con el fatídico muro.





ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- Tu primer maratón.
- Vencer al maratón.