SUPERFICIES DE ENTRENAMIENTO

Una de las dudas que asalta a todos los corredores, especialmente cuando están empezando, es si es mejor correr por el parque, por la calle, por arena, etc.
El golpeo de la zancada puede ser lesivo si no se hace con la técnica correcta, por eso puede parecer aconsejable buscar superficies blandas que amortigüen el impacto lo más posible, sin embargo, no es tan sencillo.


ARENA O HIERBA
Cuando el terreno es tan blando como la arena o hierba mullida, la amortiguación es máxima, pero el suelo no sólo absorbe la energía del impacto, también nos roba la de la impulsión haciendo más fatigosa la carrera. Además corres el riesgo de sufrir torceduras por la inestabilidad del terreno e incluso podrías tener tendinitis en el Aquiles, porque al haber mayor hundimiento del pie puede haber hiperextensión de dicho tendón.


Superficies

TIERRA COMPACTA
Un terreno que disminuye los microtraumatismos que se dan con los apoyos, a medio camino entre los suelos más blandos e inestables y los más firmes como el asfalto. La propia superficie absorbe parte de la energía y la pisada es bastante estable, con lo cual es uno de los suelos más apropiados para correr.


ASFALTO, ACERAS Y SUELOS DUROS
Son los suelos más estable, con lo que evitas esguinces y torceduras, pero no amortiguan apenas por lo que es más fácil sufrir fascitis plantar, periostitis, tendinitis o algún problema articular. Aún así y, como es inevitable para un corredor pisar este tipo de superficies, mejor asfalto que acera.


LA CINTA
Lo lamento por los aficionados a la cinta de correr, pero personalmente no sé qué le ven a correr una hora sin moverse del sitio. O viendo la tele, como en los gimnasios pijos. A parte mi opinión personal tiene sus ventajas: la superficie es ideal, ya que amortigua bien la zancada y es bastante estable. En contra tiene que la tracción de la máquina facilita el ejercicio, por lo que cuando salgas a la calle encontrarás más dificultad. También es necesario beber más que cuando corres en la calle, debido a que es mucho más fácil deshidratarse. Mi consejo es que uses la máquina en trayectos cortos, no más de 30 minutos, cuando sea imposible salir a hacer tu entrenamiento, que bebas más que cuando estás fuera y que la coloques con un grado de inclinación, para simular más el esfuerzo al aire libre.


PISTAS DE ATLETISMO.
Bueno, qué te voy a decir, si tienes la posibilidad de correr en una pista, ya sabes que es la superficie ideal. De todos modos a muchos nos gusta recorrer kilómetros viendo pasar el paisaje y no dar vueltas como caballitos de un tiovivo. Es cuestión de gustos. Lo ideal es usar la pista para hacer series, ejercicios de técnica, y recorridos no excesivamente largos, cambiando el sentido de vez en cuando para aliviar la inclinación constante del cuerpo en las curvas. Si realizas todos tus ejercicios en pista puede que cuando salgas a asfalto u otro suelo más duro tengas más facilidad de lesiones, por la falta de hábito.


¿ENTONCES CUÁL ESCOJO?
A la vista está que no hay una superficie ideal. Trata de correr sobre todo en tierra compacta; evita los asfaltos en los rodajes más largos, si puedes, claro; usa la arena para mejorar la potencia y también para días de trabajos relajados o cortos; los trabajos de velocidad hazlos sobre suelos duros, tierra compacta o pista, para tener mejores sensaciones de impulsión directa.






ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- Las lesiones más habituales del corredor.
- Correr en arena.